Translate

14 de julio de 2018

OM MANI PADME HUM


El rescate de los niños de la cueva de Tham Lang.

El 23 de junio 2018, doce niños y su entrenador de fútbol quedarosn atrapados en la cueva de Tham Lang, en el norte de Tailandia. La entrada estaba a 3500 metros, con extensos sectores estrechos cubiertos de agua y en completa oscuridad. No podían salir. Permanecieron unas dos semanas y media, sin comida y poco oxígeno en un sector seco y elevado. Comenzó un plan de rescate, con profesionales de diversos paises de mundo. No era solo la falta de comida, sino que el oxigeno se estaba reduciendo. Si llegaban las lluvias del monzón podía inundar completamente la cueva haciendo imposible salvarlos; la operación estaba sobre el filo de una navaja. El primero que llegó fue un buzo británico. Los habían localizado.  Imaginamos su alegría.
Los buzos militares que intervinieron declararon que no sabían si fue un milagro, la ciencia o qué sucedió. Uno de los buzos voluntarios falleció por falta de oxigeno, la situación era difícil hasta para los expertos. A los padres les llamaba la atención que los niños enviaban mensajes de tranquilidad y de que no se preocuparan, pues ellos estaban bien. Nadie entendía cómo, esos niños, podían salir tan tranquilos luego de semanas de encierro, sin comida y en la oscuridad.  Ahora, sabemos qué ocurrió . El entrenador, Ekarat Wongsukchan, había sido monje budista, y aplicó la meditación para superar el hambre, la falta de oxigeno, la desesperación y el temor.

Repasemos la meditación.
He repetido en seminarios y retiros que la principal fuente de energía para los humanos no es la comida ni la bebida, es el oxigeno. Sin comida se puede estar meses sin comer, sin bebida semanas, pero sin oxígeno minutos. 

La meditación comienza con la respiración, o sea la energía imprescindible. El oxigeno, es la base de la meditación. Como ejemplo doy el sistema de cuatro etapas. Primera etapa: respirar contando hasta cuatro segundos, Segunda etapa: sostener la respiración, cuatro segundos. Tercera etapa: exhalar en cuatro segundos; y Cuarta Etapa: sostener la respiración por cuatro segundos. Cada persona establece su propio ritmo.
Reiniciar el proceso. No debo abundar en el hecho de que las dos etapas de mantener la respiración son tan o más importantes que respirar y exhalar. El ritmo de las etapas debe aumentarse con la práctica de cuatro a seis segundos, luego de seis a ocho, luego a diez y finalmente a doce segundos, que es el ritmo de los buenos meditadores. Claro los maestros lo hacen con ritmo de veinte segundos. Posteriormente para avanzar con la práctica se puede en vez de contar, hacer afirmaciones positivas.
Método de meditación más avanzado.
Realizarlo con etapas de doce segundos. Pero luego de contar y constatar que nos sentimos cómodos con este ritmo, u otro, reemplazamos los segundos con afirmaciones.
Primera etapa: Repetir mentalmente: Me lleno de energía, vitalidad y alegría.
Segundo Etapa: Mando energía, alegría y salud a cada célula del cuerpo.
Tercera Etapa: Exhalo felicidad, compasión y amor al mundo.
Cuarta Etapa: Mantengo mi armonía, en calma y tranquilidad.  
Luego regresar a la primera etapa repitiendo los mismos o similares conceptos que, en cada caso, ayuden a meditar.

Otra variación consiste en repetir siempre un  mantra, como “Dios es Amor”, “Jehová es mi pastor, nada me faltará”, o el famoso OM MANI PADME HUM, etc.  El significado importa menos que el ritmo y el gozo de repetirlo, al sentir su efecto benéfico. El entrenador, exmonje budista, hizo meditar a los niños, lo que redujo el consumo de energía, el ritmo cardíaco y el consumo de oxigeno. Todos perdieron peso. El entrenador, que casi no comió, fue el que salió con menos kilos y en peor estado físico, pero buen estado espiritual.
 
¿Qué significa OM MANI PADME HUM? Es llamado el mantra de la compasión y el preferido del budismo tibetano. Yo diría que es una afirmación de belleza delicada y sublime. Como todo el pensamiento oriental es indirecto y metafórico. El singificado literal, casi insignificante, es ambiguo. “Om joya en el loto Hum”. 
 Comienza con OM, la sílaba o sonido original del universo, y  “Mani Padme” indica que todo es hermoso y está bien en la flor de loto. La joya en el loto, se refiere a la  iluminación en la conciencia. Se lo recita o canta para liberar la parte impura y para la transformación de la mente, así como del lenguaje y el cuerpo. El objetivo final es lograr la compasión y la iluminación. Las interpretaciones como las intenciones son infinitas. Se la expresa o recita, oral o silenciosamente, para el bien de todos los seres. OM o AUM es una sílaba sagrada en la India y el oriente en general, más que una palabra es una expresión de energía espiritual. Recuerdo una madrugada en la Patagonia, cuando me despertó el temblar de la cabaña. En la habitación de al lado había un maestro, recién llegado de la India, ¡meditando y repitiendo ¡OOOMMMM!  La vibración era un terremoto. Luego, durante el día, tuvimos unas charlas muy bellas.
 
De esa energía espiritual se cargaron los niños y el entrenador para pasar esta intensa experiencia. La meditación controla las emociones violentas, que son un gasto enorme de energía, logra la serenidad de la mente, la paz del alma, el reposo del cuerpo, o sea el bienestar del ser. Una seguridad de que todo está bien, con la belleza del loto que flota sobre las corrientes de los ríos o lagunas con barro, sin contaminarse ni alterarse. Todo está bien con la mente tranquila, todo es sereno y bello como un loto flotando sobre el oleaje de las circunstancias,  y la flor de la iluminación que emana de la conciencia.  
La experiencia de estos niños en una cueva en condiciones dramáticas, destruye todas las fantasías y estereotipos que presentan los libros sobre la meditación: que debe ser en un lugar especial de la casa, durante un horario especifico, evitar ser molestados, con cojines para no cansar la posición, un lugar limpio y bien ventilado, o sobre un acantilado mirando la espuma de las olas del mar, o en un bosque como Buda, o sobre las montañas más altas, etc. etc.  La meditación es una técnica que demanda entrenamiento para realizarla dónde y como sea conveniente, sea parado, o sentado, en el piso o sobre una silla, o incluso acostado. La meditación evita el descontrol de la mente, que entre en pánico, se agite por la ansiedad, o sea dominada por el temor. Lograr la calma, la armonía, y también el gozo de la paz. Con ella los niños salieron tranquilos, y nosotros también saldremos serenos de cualquier situación difícil o imposible. 

Consultados algunos centros budistas si con la meditación los niños recibieron la energía para sobrevir, la respuesta fue positiva. Sí, la meditación realizada con honestidad energiza, calma y salva. La oración también fue de gran apoyo. OM, joya en el loto, HUM. 

El mundo se alegró en 
gran manera con su liberación.
 




Todo está bien, y siempre lo estará. 
Que tengan paz, seguridad y armonía.





©Pietro Grieco

ENTRADAS POPULARES

Proverbios y Epigramas ( Bilingüe )

Proverbios y Epigramas ( Bilingüe )
Para estar en quietud, pensar y reflexionar. Para estar iluminados en nuestro camino.

Etiquetas

"Proverbios y Epigramas" Aborto Ahora Alegría Amor Amor: Amor:efecto sanador Amos Oz Armonía Autodeterminación Awakened Benevolencia.Compasión Bienestar Buda Budismo clásico Budismo tibetano Budismo Zen Calendario Calvino Cambio Caminos de Santiago Celebración Celebrar cerebro Cherokee Chopra Cid Cincronicità Código genético Coherencia Compasión Conciencia Cosmos Culpa Curación Dalai Lama Dalai_Lama Daniel Barenboim Darwin de Bèze Deseos Desmond Tutu Despertar Destino Determinismo Dignidad Discernimiento Dogmatismo Douglas Abrams Dualidad Edward Said Einstein El Arte de la Guerra El Bolsón Elevación espiritual Emerson Energía Enojo Esencia Espacio Espiritualidad Estados místicos Estricta disciplina Euclides Fanatismo Farel Felicidad Felicidad y Tiempo Felino Florecer Forrest Carter Freedom Long Futuro Galileo Gandhi Garnier-Malet Gatita Generosidad God of Death Gracia Gratitud Hawaii Hinduismo Ho’oponopono Holocausto Iluminados Indeterminación Inmediatez Inmunológico Inspiración Intuición J. Keats Jerusalén Jesús Jung kahunas Kailash Kant Karma Khayyám Knox Lágrimas Leibniz Liberación de la esclavitud. Libertad Libertad_ser Libro Logro Lotus lugar-secreto Lukasiewicz Luminoso Lutero Luz Madiba Madre_Tierra Magia Mahoma Malala Mandela Mara Marshall B. Pauli Materia Meditacion Meditación Mente mente-espíritu Metafísica Michel Serres Mindfulness Misterios Mother Earth Movilizador Muerte. Musica Narcisismo Nelson Mandela Nelson_Mandela Neurología Newton Nietzsche Nirvana No_violencia Nobel nuez O.Sacks Odio OM MANI PADME HUM Oración Orquestra (WEDO) Pachamama Paradigmas Espirituales Paradigmas-Espirituales Paramahansa Yogananda Pasado Pascal Paz Perdon Peregrinar Perspectiva espiritual Platón Predeterminado Presente Profundo Protección divina R.Byrd Razón Realidad Reconciliador Relacion-afectiva Relacion-espiritual Relatividad Respeto Respiración Resucitar Resurrección Retiro Espiritual Risas Robert Grudin Rosenberg Rumi Sabiduría Salvaje Sanadores Santiago de Compostela Sartre Satyagraha Scott Atran Semillas Señorío Serenar Siddhartha_Gautama Silencio interior Sintesis_Vida SINTONÍA SINTONÍA CON EL SER Solzhenitsyn Sue Bender Sugestión hipnótica Sun Tzu Temores Templanza Terrorismo Terroristas Thich Nhat Hanh Tiempo Transformación Universo Verdad Vida Violencia Virtuosos Vitalidad Zalman Schachter Zen

...LA PAZ...

La paz por recelo a la agresión, o la represalia atómica no es paz es inacción por temor. La verdadera paz parte de la seguridad en nosotros mismos, no de impedir la acción a otros.