Translate

23 de diciembre de 2013

EL SECRETO DE MANDELA

    ¿Cómo pudo un individuo condenado a muerte por subversivo salir de la cárcel luego de 27 años, con una sonrisa, ser respetado por sus enemigos, llegar a la presidencia de su país, eliminar la barrera de discriminación entre razas (Apartheid), lograr la integración de todas las etnias y la admiración del mundo entero? Parece imposible, pero Mandela lo hizo. Fue presidente por un período y se convirtió en el estadista más amado del mundo. Fue conmovedor ver en sus funerales a personas de todos los continentes expresar veneración por este hombre, que en vida se había convertido en un mito de integridad y sabiduría política.

    Es tan excepcional que muchas personas se han preguntado ¿cómo surgió un hombre con semejantes cualidades superlativas?  Por ejemplo el filósofo Santiago Kovadloff, en un bello texto titulado “El hombre que vino del futuro” (La Nación, 17-12-13) dijo: “Sobre él se sabe todo. Sólo una incógnita subsiste. ¿Cómo fue posible un hombre semejante? ¿Qué alquimia misteriosa produce la aparición de espíritus como el suyo?” Mi convicción es que Nelson Mandela desde una mísera prisión desarrolló la energía interior que lo elevó a estar en contacto con Dios, El Futuro, y con esa energía del Espíritu transformó el presente. ¿Cómo lo hizo? Veamos.

    En la cárcel se eliminan muchos de los “ruidos” externos que constantemente distraen la mente, para concebir y percibir el futuro con claridad. Fue semejante a “la experiencia del desierto” de los profetas,  o del silencio en la soledad para los yoguis en las cuevas del Himalaya. Soledad para conquistar el silencio interior y dejar que hable el espíritu directamente a la conciencia. El silbo suave y silencio del que habla la Biblia. En esa circunstancia Mandela recordó la lucha en esa misma tierra de Mahatma Gandhi (a principios del 1900), contra la discriminación utilizando la no-violencia. Halló inspiración es ese ejemplo formidable. Al mismo tiempo, con la mente en paz se liberó del foco de atención transitorio del presente y se expandió en el tiempo y el espacio. La visión profética fue siempre traer el futuro al presente. Como dije “El futuro no es una dimensión del tiempo ni del espacio, es una dimensión que trasciende lo humano, es una manifestación de la Divinidad, que permite afirmar que Dios es Futuro” (Dios es Futuro, pág. 11)

    ¿Qué produjo el cambio? Sabemos por su biografía (autorizada) escrita por Anthony Sampson que dio prioridad a los aspectos interiores de su ser: la honestidad, la sinceridad, la simplicidad, la pureza, la generosidad, la ausencia de vanidad, la prontitud para servir al prójimo —todas cualidades al alcance de cada individuo— y que son el fundamento de la vida espiritual. Todos podemos hacer lo mismo.

    Sus propias palabras indican la estricta disciplina que utilizó en la cárcel,  pues es lo que recomendó, por escrito, a su esposa 
Winnie cuando cayó presa:

“Vas a encontrar que la celda es un lugar ideal para conocerte a ti misma, para buscar realística y regularmente los procesos de tu propia mente y de tus sentimientos. Al juzgar nuestro progreso como individuos tendemos a concentrarnos en los factores externos tales como nuestra posición social, influencia y popularidad, riqueza y el nivel de educación… pero los factores internos pueden ser más cruciales para determinar nuestro desarrollo como seres humanos.” Y más adelante dice: “Por lo menos, si no es por ninguna otra cosa, la celda te da la oportunidad de mirar diariamente en toda tu conducta para superar lo malo y desarrollar cualquier cosa que es buena en ti. La meditación regular de unos 15 minutos diarios antes de emprender una acción, puede ser fructífera en este respecto.”  Y, claro, no le ocultó a su esposa las dificultades en este nuevo camino: “Puede que encuentres difícil al inicio extraer los factores negativos de tu vida, pero al décimo intento puede que obtengas los resultados. Nunca olvides que un santo es un pecador que continúa intentándolo” (Mandela The Authorised Biography, por Anthony Sampson, pg 252).

    Se sabe que Mandela estuvo en contacto en varias oportunidades con Sri Chinmoy, quien poseía un centro en Sud África. Por lo tanto meditar, aunque fueran 15 minutos todos los días antes de emprender una acción, fue el gran secreto de Mandela.


    ¿Qué hace la meditación? Primero calmar le mente, aquietarla y hacer surgir los pensamientos a la luz sin juzgarlos ni rechazarlos, simplemente reconocerlos. La meditación hace contemplar a la propia mente con el propósito de purificarla de malos pensamientos, actitudes y sentimientos, reemplazándolos por los buenos. Por lo tanto la lucha de Madiba fue contra un ejército, no de individuos con armas de fuego, sino de un ejército de malos pensamientos. Con ese proceso de limpieza mental se liberó del resentimiento y del odio. Produjo su transformación espiritual. Percibió otro futuro. Ganó su propia paz. Se hizo libre en la cárcel

    Superó los prejuicios, el pensamiento perverso del “otro” por uno de bondad y valoración. Aprendió a perdonar y a ser magnánimo.  Lo hizo sin dobles intenciones ni tonterías. Hizo algo extraordinario: convirtió a los enemigos en amigos.

   En 27 años de prisión, a través de la meditación, Mandela produjo una transformación interior que se reflejaría en su vida exterior y en su enfoque político. Su rostro en diversas publicaciones de la década de los 60s era severo. Tuvo que vencer su propio carácter y sus pasiones agresivas. Cuando salió en libertad su rostro se había suavizado y en vez de un rictus había una sonrisa.


     No había abandonado sus ideales ni su lucha. Comprendía que la injusticia disminuye si no se crea más injusticia matando o dañando a otras personas. Para que un gobierno multirracial tuviera éxito la justicia debía incluir a todos. El progreso no consiste en quitarles a unos para darle a otros, consiste en que todos tengan las mismas posibilidades de desarrollar su potencial de inteligencia, arte y compasión. La libertad debe ser para todos, con el derecho de ser respetado respetando al otro.


    Utilizó la imaginación creadora para ver un futuro que brindara libertad de conciencia e inclusión a cristianos de todos los credos, a musulmanes, hindúes, animistas y personas de cualquier creencia.Él,  como ya sostuve, tenía un entendimiento claro de que en todos los seres humanos se halla la gloria del Principio de la Existencia. O sea la manifestación de la divinidad en el hombre que adquirió distintos nombres: El Atman hindú, la Shekinah judaica, la esencia del Cristo, del cristianismo. En la moderna literatura espiritual simplemente la “Presencia”. Pues bien es esa Presencia divina la que hay que redescubrir y hacer brillar pues esa luz nos ilumina la conciencia por dentro y, al reflejarla, enciende la misma luz en los demás seres. Así multiplica su poder.

    Desde esa presencia luminosa se aprender a perdonar, primero a uno mismo y luego a los demás. Dejar atrás el rencor, y amar compasivamente. Las circunstancias, con sus injusticias, ya no se le imponían, Madiba imponía su visión de futuro a las circunstancias.


   Como él, debemos lograr el discernimiento de que todos los seres poseen en sí la gloria de Dios y trabajar con todos los medios posibles: pensamiento, oración, meditación, contemplación, hasta el enojo y las lágrimas en busca de la luz interior. Cuando logramos que brille, aunque sea un poco, será como una vela que se enciende y con ese poco se puede encender otra vela y otra y otra y así sucesivamente. Entonces la luz será enorme.  La simple presencia de una persona calma, con paz en el corazón y una conciencia pura transmite esa luz a su alrededor y hace libres y felices a otros. El “otro” es un ser con sus posibles fallas, pero es un ser humano que también quiere la justicia y la seguridad de que será respetado. Esta comprensión de los demás y de uno mismo, prepara la conciencia para sembrar pureza, paz, claridad, y amor.


    En vez de perder tiempo con cosas negativas que no conducen al bienestar y no sirven para nada, hay que ser prácticos, cambiar y sembrar en la conciencia semillas positivas de serenidad, de no violencia y de comprensión. Quien no agrede mentalmente no es

agredido. Quien no se enoja no tiene nada que temer. 

   Podemos ser prácticos: regalar una planta viva, para un vecino con quien no nos hemos llevado bien o regalar una planta de flores a un enemigo para mostrar buenos deseos y crear una atmósfera positiva. Por ejemplo los israelíes podrían regalar una planta de olivo o de almendro o una palmera datilera a los palestinos y viceversa. Una plantita vale centavos, pero como tomar un puñado de sal por Gandhi, o invitar al carcelero a la asunción presidencial por Mandela, tienen un valor simbólico enorme. Crea otra atmósfera emocional, diferente a tirarnos piedras o bombas. Con ello es posible esperar un cambio de corazón que haga de la tierra un digno y bello lugar para vivir. 

   Para el año próximo ¿qué sembramos hoy para tener una buena cosecha de alegría, felicidad y armonía? ¿Qué sembramos en nuestra conciencia? En esta siembra espiritual, si sembramos cosas nobles cosecharemos cosas nobles. Si sembramos pensamientos puros cosecharemos cosas puras. Cada meditación es para establecer en la conciencia estas semillas. No es trabajo de un instante, las semillas requieren preparar el campo y evitar que lo invadan las malezas de la desidia o la cizaña de mala voluntad, las malas hierbas que ahogan y frustran a las buenas semillas. 
                                        ©Pietro Grieco

11 comentarios:

  1. Gracias Pedro, gracias Mandela.
    En estos días de especial significación por el ambiente navideño y la proximidad de un nuevo año, en medio de tantas noticias sobre política, economía, crisis, acuerdos y desacuerdos, descubrimientos asombrosos y mucho más, se hace necesario detenerse para meditar, buscando la calma de nuestra agitada mente. De esa calma se sale con una nueva perspectiva de vida.
    La vida de Mandela y las reflexiones de Pedro me han servido de base para meditar en estos días previos a las fiestas y al comienzo del nuevo año, inmerso en un mar de preocupaciones, con temor al futuro, con rencores del pasado.
    El ejemplo de Mandela de haber superado tantos años de cárcel y luego aprovechar la experiencia de esos años, el hecho de sentirse con fuerzas a esa edad para comenzar una larga y pesada tarea de dirigir y unificar un país, y mantenerse activo casi hasta el final de sus días, ha esclarecido mi pensamiento en estos días de meditación.
    He salido de la prisión de mis recuerdos, de mis costumbres, de mis limitaciones, de mis creencias de enfermedad y vejez, sabiendo conservar de la experiencia de vida lo útil para el futuro que se avecina. No me siento extranjero en ningún lugar, como Mandela no se sentía negro o blanco en ningún lugar, era simplemente un ser humano. Mi edad no es impedimento para comenzar una nueva actividad. Nada limita mi crecimiento y el bienestar de mi familia, de mis amigos, ni del entorno donde nos encontramos.
    Raúl

    ResponderEliminar
  2. Querido Pedro, ¡que bella publicación!, llevaba semanas con la ignorancia en mi mente y la duda de "¿cómo fue posible que Mandela hizo lo que hizo?, y hoy encuentro la respuesta en tus palabras. Muchas gracias.

    Espero que estén disfrutando de unos días felices por estas fechas, hace unos días recordamos con mucho cariño la reunión navideña que celebramos hace un par de años en vuestra casa. Les deseo lo mejor para estas fiestas y que el nuevo año llegue repleto de salud, felicidad y bienestar.

    Un abrazo enorme,
    con cariño,
    Rauly

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pedro, es imprescindible hoy en dia poner en práctica los valores que demostró Mandela, especialmente el Perdón, surgido desde nuestras entrañas y nuestro corazón, sin reserva alguna.

    ResponderEliminar
  4. Muy hermosa e inspirado el texto ref. a Mandela, el cual agradezco. Ojalá en el mundo contemporáneo surjan muchos ' Mandelas '- sería muy bueno para todos, pienso . Sentí de corazón su paso a un plano superior de existencia, al mismo tiempo, la gratitud porque seres tan valiosos como Madiba pasen por suelo terrenal dejando huellas dignas de ser imitadas por todos. Su ejemplo es maravilloso.

    ResponderEliminar
  5. A través de la lectura de tu composición veo una admiración por éste destacado apóstol mundial la cual comparto. Por otro lado me pregunto si habrá dejado "apóstoles" para igualar o superar sus pasos ya que el futuro de Sudáfrica va a ser muy pero muy difícil.
    Siempre hago una salvedad, cuando se habla que pasó 27 años preso y a trabajos forzados. En realidad el vivió la condena a cadena perpetua. Sólo cuando cumplió 26 y medio vio una posibilidad de liberación, pero antes de eso era PERPETUA; no confundamos formas de vivencia. Es mi opinión, lo cual le ofrece más mérito a su lucha interior entre muros.

    ResponderEliminar
  6. Agradezco este regalo de Navidad, leído y disfrutado prácticamente al amanecer, cuando el sol acaba de salir. Nos detenemos a contemplarlo e inmediatamente tomamos concientizados la infinita energía que el Universo contiene y nos prodiga; energía de la que nosotros somos parte importantísima.
    Agradezco profundamente haber compartido con nosotros este testimonio de vida. Cualquier cosa excelsa que un ser humano haya logrado, puede lograrla también otro ser humano.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Pedro!!! Hermoso regalo, Un ejemplo de como pudo revertir una situación o experiencia adversa en crecimiento, conocimiento de si mismo, conectandose con su interior . Aquietar la mente para que se manifiesten las ideas antes de accionar.
    Un abrazo fuerte
    Gaby

    ResponderEliminar
  8. What a wonderful article and tribute to Mandela! I enjoyed every word! I used the translation and it worked perfectly. I couldn't figure out (easily) how to post something but that's ok. I usually don't spend much time on tech.Pietro: I appreciate very much your wonderful article!!!! I, too, am in awe of Mandela!
    This was especially a great article because you- Pedro taught meditation technique and defined & unlocked the mystery of Mandela. Bravo!

    Shannon

    ResponderEliminar
  9. I enjoyed this a lot! thank you!

    Scott

    ResponderEliminar
  10. Qué se puede agregar al
    "secreto de Mandela",
    la evidencia de su pasaje por la Tierra,
    nos une una vez más, al Ser.
    Su secreto, es la voz de la consciencia,
    es la voz de Dios hablando a hombres
    y mujeres, desde la eternidad.
    Intento afinar mi oído a diario.
    Gracias!!! hermoso escrito!!!
    inspirado y necesario.
    ADA

    ResponderEliminar
  11. Siempre me interesó la vida de Mandela. Es un ser humano que ennoblece la condición humana por el amor y perdón que expresó a lo largo de su vida. Muchos de los que proponen programas de resolución pacífica de conflictos lo toman como ejemplo.
    Es enriquecedor leer el aporte de Pedro y sus reflexiones inspiradoras cuando pone el foco de su luz interior sobre una vida tan particular como la de este líder político.
    Creo que la meditación, la quietud y el silencio interior nos conectan con lo mejor de nosotros mismos, aquello que nos une con nuestros semejantes.
    Gracias Pedro por compartir tus ideas.
    Cristina

    ResponderEliminar

Cliqueando en comentarios, puedes escribir los tuyos y leer los de otros participantes de este blog, gracias

Etiquetas

"Proverbios y Epigramas" Aborto Ahora Alegría Amor Amor: Amor:efecto sanador Amos Oz Armonía Autodeterminación Awakened Benevolencia.Compasión Bienestar Buda Budismo clásico Budismo tibetano Budismo Zen Calendario Calvino Cambio Caminos de Santiago Celebración Celebrar cerebro Cherokee Chopra Cid Cincronicità Código genético Coherencia Compasión Conciencia Cosmos Culpa Curación Dalai Lama Dalai_Lama Daniel Barenboim Darwin de Bèze Deseos Desmond Tutu Despertar Destino Determinismo Dignidad Discernimiento Douglas Abrams Dualidad Edward Said Einstein El Arte de la Guerra El Bolsón Elevación espiritual Emerson Energía Enojo Esencia Espacio Espiritualidad Estados místicos Estricta disciplina Euclides Fanatismo Farel Felicidad Felicidad y Tiempo Felino Florecer Forrest Carter Freedom Long Futuro Galileo Gandhi Garnier-Malet Gatita Generosidad God of Death Gracia Gratitud Hawaii Hinduismo Ho’oponopono Holocausto Iluminados Indeterminación Inmediatez Inmunológico Inspiración Intuición J. Keats Jerusalén Jesús Jung kahunas Kailash Karma Khayyám Knox Lágrimas Leibniz Liberación de la esclavitud. Libertad Libertad_ser Libro Logro Lotus lugar-secreto Lukasiewicz Luminoso Lutero Luz Madiba Madre_Tierra Magia Mahoma Malala Mandela Mara Marshall B. Pauli Materia Meditacion Meditación Mente mente-espíritu Metafísica Michel Serres Mindfulness Misterios Mother Earth Movilizador Muerte. Musica Narcisismo Nelson Mandela Nelson_Mandela Neurología Newton Nietzsche Nirvana No_violencia Nobel nuez O.Sacks Odio OM MANI PADME HUM Oración Orquestra (WEDO) Pachamama Paradigmas Espirituales Paradigmas-Espirituales Paramahansa Yogananda Pasado Paz Perdon Peregrinar Perspectiva espiritual Platón Predeterminado Presente Profundo Protección divina R.Byrd Realidad Reconciliador Relacion-afectiva Relacion-espiritual Relatividad Respeto Respiración Resucitar Resurrección Retiro Espiritual Risas Robert Grudin Rosenberg Rumi Sabiduría Salvaje Sanadores Santiago de Compostela Sartre Satyagraha Scott Atran Semillas Señorío Serenar Siddhartha_Gautama Silencio interior Sintesis_Vida SINTONÍA SINTONÍA CON EL SER Solzhenitsyn Sue Bender Sugestión hipnótica Sun Tzu Temores Templanza Terrorismo Terroristas Thich Nhat Hanh Tiempo Transformación Universo Verdad Vida Violencia Virtuosos Vitalidad Zalman Schachter Zen