Translate

27 de abril de 2015

"VIVE TU VIDA Y OLVIDA TUS AÑOS" *



En los retiros que tuve la dicha de conducir en Lake San Marcos, California,


durante el mes de marzo, los participantes compartieron, de corazón a corazón, conceptos y experiencia sobre la cura espiritual y el amor como energía de la vida.

Los retiros espirituales sirven para ganar entendimiento, inspiración, y elevación espiritual. La atmósfera de amor y empatía ayudan a compartir prácticas de vida, las que generan una sinergia que vitaliza a todos los asistentes. Siempre salgo bendecido de esas reuniones gozosas para el alma. 
También pude escuchar algunas historias conmovedoras.
     Esta es una de esas historias relatadas. Se refiere a una persona que, en estado de desesperación, intentó poner fin a su vida.
“Déjenme matarme”. “Déjenme matarme”, era la demanda de una mujer frustrada, que intentó suicidarse tirándose a las vías del ferrocarril. El conductor logró frenar el tren y no la mató. De inmediato se arremolinaron un grupo de personas para rescatarla de las vías. Ella reiteraba su queja: “Ni siquiera puedo matarme; déjenme suicidarme en paz”. El suicidio es, en general, un acto violento contra la propia vida. Esta persona había llegado a la conclusión de poder hacerlo en paz, luego de dos fracaso anteriores.  Esto sucedió cerca de San Marcos, en la estación Encinitas, en el sur de California.
De la estación llevaron a la señora suicida, a un salón de lectura y venta de literatura, cercano, sobre la “Histórica ruta 101”. Que, vaya casualidad, correspondía a la religión de la ciencia cristiana, cuyo énfasis es la cura espiritual. Allí la animaron y pudieron escuchar su dramática historia. Había pasado veinte años en prisión, pues había matado a su marido cuando lo descubrió violando a su hija. Luego de dos décadas, pensaba reencontrarse con su hija, pero, lamentablemente, se había suicidado. Fue a un centro de acogida para gente sin recursos. Cuando terminó de bañarse y fue a buscar su ropa, descubrió que se la habían robado. Literalmente había quedado sola y desnuda en el mundo. Le dieron una bata para cubrirse. Agobiada y sin esperanza pensó que, en esas circunstancias, quitarse la vida era su mejor opción.
Es claro que, pretender suicidarse en Encinitas no es algo simple, pues en esta localidad Paramahansa Yogananda escribió su “Autobiografía de un Yogui”; también donde estableció su templo de cúpula dorada,
con vista al océano Pacífico y trasmitió sus enseñanzas a buena cantidad de seguidores. De esta conjunción surgió una áurea de espiritualidad y vida, que impregna la zona. El templo ya no está, pero sí están los famosos y bellos “Jardines de Meditación”, así como un centro de retiros y otro templo. Conozco personas que se han ido a vivir en sus alrededores, pues, según ellas, perciben una vibración vital que inspira una existencia más armoniosa, pura y elevada.
Volviendo a nuestra suicida fracasada. Abrumada por sentimientos negativos de abandono, temor, enfermedad y carencias los que la  condujeron a  intentar una acción drástica para poner fin a su vida. Fue en esos momentos, cuando parecía perdida y sin esperanzas que encontró seres espirituales que la rescataron como ángeles. Fueron individuos que, como buenos samaritanos, supieron escucharla con compasión. Entre ellos, el encargado del día de esa sala de lectura. Ese hombre, luego de oír de sus carencias, le dijo que ella tenía la misma talla que su esposa. Por lo que le pidió que lo esperara.  Cruzó la ruta 101, entró a un negocio y le compró ropa, incluyendo un par de corpiños, de la medida de su esposa. Otras personas la animaron y prometieron que, además de la ropa, le conseguirían otros elementos para que pudiera salir adelante, sin importar su edad, ni la situación en la que se encontraba. Primero le facilitaron un lugar en un centro para personas sin hogar y, posteriormente, obtuvo un lugar donde vivir. A partir de allí, con oración y lecturas inspiradas reinició su vida.
Todos nosotros podemos pasar por situaciones desesperadas, que nos enfrentan a estados de pensamientos destructivos, por no ver otra salida. Por ello es importante desarrollar nuestra capacidad de transformación espiritual. Aunque el mundo esté convulsionado, si podemos tener nuestra mente en paz, podremos decidir correctamente. No importa la situación adversa que atravesamos, pues ellas se presentan todo el tiempo. Lo que importa es que, con una conciencia elevada, se logra transformar la adversidad en comprensión y alegría. 
Una técnica simple, cuando estamos por explotar por una situación adversa sea en medio de una autopista, una oficina pública o una discusión de cualquier tipo, consiste es repetir tras veces el siguiente ejercicio. Técnica: Respiramos profundamente hasta llenar nuestro bajo vientre y luego el pecho, sostenemos dos segundos y largamos el aire por la boca, con todas nuestras fuerzas. Tiene que sonar como una explosión. Lo repetimos tres veces. El mismo produce una descarga de tensiones inmediata. Esto es mejor que decir malas palabras, insultar a otra persona, o maldecir a los dioses.
Otra técnica también muy simple, de cuatro segundos, consiste en tomar un solo concepto en el cual fijar nuestra mente. Puede ser: amor, compasión, belleza, un animalito, una flor. La mente debe estar fija para evitar distracciones. Todo es en base a cuatro pasos.
Técnica: Respirar con el bajo vientre, contando cuatro segundos; luego respirar con el pecho otros cuatro segundos; sostener el aire, cuatro segundos (este paso es muy importante para hacer llegar el oxígeno a todo el cuerpo); luego largar el aire del pecho en cuatro segundos, a continuación (y siempre con le mente fija en ese solo punto o concepto), largar el aire del estómago, contando hasta cuatro.  Descansar cuatro segundos, y reiniciar el ejercicio.  Repetirlo ocho veces. No hay que llegar a encolerizarse, o sentir que con el enojo las pulsaciones van a hacer explotar nuestro corazón. Tampoco tomar determinaciones drásticas como el caso relatado previamente.
Incluso cuando no es algo extremo, sino la simple creencia de que hemos acumulado años, podemos aplicar lo que  dijo Vincent Norman Peale *, el fundador de la psicología positiva, “Live your life and forget your years”.    

O sea, 

Vive tu vida y olvida tus años

Esto es posible al desarrollarnos desde el centro de nuestro ser, dejar de lado las tristezas y vivir la vida con alegría. La meditación es básica para ello.







Cada uno de nosotros posee una cisterna infinita de ser que ignoramos. Los retiros nos ayudan a descubrir y descubrirnos.






 Mi gratitud a los participantes de los retiros, como a los que mandan sus comentarios al blog. Todos reciban mi cariño e infinitas bendiciones.   
 pietrogrieco.net
©Pietro Grieco 2015

ENTRADAS POPULARES

Proverbios y Epigramas ( Bilingüe )

Proverbios y Epigramas ( Bilingüe )
Para estar en quietud, pensar y reflexionar. Para estar iluminados en nuestro camino.

Etiquetas

"Proverbios y Epigramas" Aborto Ahora Alegría Amor Amor: Amor:efecto sanador Amos Oz Armonía Autodeterminación Awakened Benevolencia.Compasión Bienestar Buda Budismo clásico Budismo tibetano Budismo Zen Calendario Calvino Cambio Caminos de Santiago Celebración Celebrar cerebro Cherokee Chopra Cid Cincronicità Código genético Coherencia Compasión Conciencia Cosmos Culpa Curación Dalai Lama Dalai_Lama Daniel Barenboim Darwin de Bèze Deseos Desmond Tutu Despertar Destino Determinismo Dignidad Discernimiento Dogmatismo Douglas Abrams Dualidad Edward Said Einstein El Arte de la Guerra El Bolsón Elevación espiritual Emerson Energía Enojo Esencia Espacio Espiritualidad Estados místicos Estricta disciplina Euclides Fanatismo Farel Felicidad Felicidad y Tiempo Felino Florecer Forrest Carter Freedom Long Futuro Galileo Gandhi Garnier-Malet Gatita Generosidad God of Death Gracia Gratitud Hawaii Hinduismo Ho’oponopono Holocausto Iluminados Indeterminación Inmediatez Inmunológico Inspiración Intuición J. Keats Jerusalén Jesús Jung kahunas Kailash Kant Karma Khayyám Knox Lágrimas Leibniz Liberación de la esclavitud. Libertad Libertad_ser Libro Logro Lotus lugar-secreto Lukasiewicz Luminoso Lutero Luz Madiba Madre_Tierra Magia Mahoma Malala Mandela Mara Marshall B. Pauli Materia Meditacion Meditación Mente mente-espíritu Metafísica Michel Serres Mindfulness Misterios Mother Earth Movilizador Muerte. Musica Narcisismo Nelson Mandela Nelson_Mandela Neurología Newton Nietzsche Nirvana No_violencia Nobel nuez O.Sacks Odio OM MANI PADME HUM Oración Orquestra (WEDO) Pachamama Paradigmas Espirituales Paradigmas-Espirituales Paramahansa Yogananda Pasado Pascal Paz Perdon Peregrinar Perspectiva espiritual Platón Predeterminado Presente Profundo Protección divina R.Byrd Razón Realidad Reconciliador Relacion-afectiva Relacion-espiritual Relatividad Respeto Respiración Resucitar Resurrección Retiro Espiritual Risas Robert Grudin Rosenberg Rumi Sabiduría Salvaje Sanadores Santiago de Compostela Sartre Satyagraha Scott Atran Semillas Señorío Serenar Siddhartha_Gautama Silencio interior Sintesis_Vida SINTONÍA SINTONÍA CON EL SER Solzhenitsyn Sue Bender Sugestión hipnótica Sun Tzu Temores Templanza Terrorismo Terroristas Thich Nhat Hanh Tiempo Transformación Universo Verdad Vida Violencia Virtuosos Vitalidad Zalman Schachter Zen

...LA PAZ...

La paz por recelo a la agresión, o la represalia atómica no es paz es inacción por temor. La verdadera paz parte de la seguridad en nosotros mismos, no de impedir la acción a otros.