Translate

17 de abril de 2014

DE LA "PEQUEÑA PASCUA" A LA PESACH Y LA GRAN PASCUA


El New York Times del lunes 14 de abril comentaba el triunfo de Bubba Watson, en el torneo de Maestros de Golf celebrado en Augusta, Georgia. Esta es una competencia de perfección en la que participan los mejores jugadores del mundo. El artículo bien escrito por Karen Crouse,  explica cómo fue. Watson solía tener el comportamiento de un chico mal criado. Por ejemplo, el año anterior, al cometer tres errores le echó la culpa al caddy (ayudante). Al final del año, Bubba reunió a los miembros de su círculo íntimo para pedirles que le dijeran cómo ser una mejor persona. Los miembros de su equipo, le sugirieron re-enfocar como él veía su carrera y dejar de considerar al golf como un trabajo. Lo alentaron a comprenderlo como un juego y a alegrarse por lo que había logrado, en vez de lamentarse por sus defectos. Durante el año 2014 su actitud fue fantástica y, para los que trabajaban con él, muy divertido. El triunfo, por segunda vez, de este importante torneo le permitió a Bubba Watson volver a lucir la chaqueta verde, símbolo de un maestro, algo que muy pocos lograron en la historia de este deporte. No hay buen jugador sin el contexto total de una buena persona.

                                       Ahora paso a mi “pequeña pascua”.


  La Pascua hebrea celebra la liberación de la esclavitud en Egipto. La Pascua cristiana celebra la libertad de las condiciones de la materia, vencer la muerte y la resurrección de Jesús. Ambas celebran la libertad de aquello que nos ata, que nos limita, que nos condiciona y condena al fracaso y al sufrimiento. Son celebraciones que varían según las naciones y las culturas, en todo el mundo. En mi caso, celebro mi pequeña pascua cuando puedo lograr la libertad de aquellas actitudes o aspectos del carácter que me hacen irritable o insoportable.


                 Mi pequeña pascua es lograr modificar los conceptos mentales que producen una visión
distorsionada de mis actividades

                 Mi pequeña pascua consiste en dejar de enfocarme en mis defectos, en lo que me irrita, y concentrarme en la gratitud de lo que he logrado y la alegría de realizar la actividad que me toca cada día. 

En conclusión
mi pequeña pascua
es una sucesión de pequeñas
muertes y pequeñas 
resurrecciones. 

Las muertes de los pequeños egos a las resurrecciones del ser espiritual puro.


   La Pesach es la celebración Judaica de un hecho acaecido hace más de tres milenios, mientras que la Pascua cristiana es la celebración de la resurrección de Jesús, que se cree sucedió hace unos dos milenios. La primera celebra lo que se cree un hecho histórico, la segunda un hecho de fe. Dado que la única fuente de ambas pascuas son la Torá y los Evangelios, y no hay registros históricos que validen esos hechos, la aceptación es una cuestión de creencia personal y su interpretación está sujeta a constantes cambios. Estos aspectos (creer o no) hacen a la libertad de conciencia de cada individuo.

   Es útil ver la etimología de los términos. El significado de Pesah, en inglés, “Passover” se refiere a pasar sobre aquellas puertas marcadas con la sangre de un cordero, sin que las plagas entraran en ellas, como señal de la protección divina en Egipto. El significado es debatido hoy en día, pero es el generalmente aceptado de que Dios se saltearía las puertas de los hebreos durante las diez plagas mencionadas en Éxodo. Pero “passover” o “pasar sobre”, también se lo puede aplicar a pasar sobre el Mar Rojo, cuando los israelitas eran perseguidos por el ejército egipcio. Digamos que, de una forma u otra, hace referencia a la intervención divina para proteger a los oprimidos, elevarlos espiritualmente para hacerlos “pasar sobre” grandes obstáculos y lograr la  libertad. Otras traducciones hacen referencia al verbo “pasach” como “él tuvo piedad”. O sea un acto de compasión divina.

  Si futuras investigaciones, en especial de académicos judíos, aportan nuevas evidencias es posible que surjan nuevas interpretaciones. Muchos de los hechos de Éxodo y Deuteronomio han sido cuestionados por lo contradictorio. Primero Jahveh otorga a Moisés los Diez Mandamientos, con el central precepto de “No matarás” (Éxodo) y luego lo contradice, en Deuteronomio, ordenándole a Josué matar a hombres y mujeres, niños y ancianos, en la conquista de Canaán.  Algunos especialistas en Historia se han preguntado: ¿Y qué culpa tenían los inocentes pueblos de Canaán, para ser arrasados sin misericordia? ¿No era Dios el Padre de todos sus hijos? ¿En qué quedaba el sagrado mandato de “No matarás”? Actualmente, se considera que el Deuteronomio fue escrito mucho después del fallecimiento de Moisés. The New Oxford Annotated Bible, informa que fue escrito alrededor del año 700 BCE.

   A su vez, en el caso de Jesús, su resurrección pronto se convirtió en uno de los fundamentos de las creencias de los seguidores de ese nuevo Mesías o Salvador. Si el amor de Dios, pudo  salvar a su hijo amado, llevaba la promesa de salvación para todos los que creyeran en él; incluso evitarles el mal trago de pasar a través de la muerte y poder salir de este estado de conciencia a otra dimensión (el cielo, un multiverse, o como se lo denomine),  a través de la ascensión. En un mundo donde la mayoría vivía en estado de esclavitud, la promesa de ser libres al saber la verdad, era un argumento fenomenal para masas hambrientas de esperanza. Independiente de cuestionamientos académicos, lo concreto es que, sean hechos reales o mitológicos, se han convertido en celebraciones para millones de personas en todo el mundo. 

   El profesor Paul Tillich sostuvo que Jesús  (el Mesías o Cristo), no trajo una nueva religión, él trajo un nuevo ser (ver The New Being). Lo dice refiriéndose a la segunda epístola a Los Corintios: si alguien esta en unión con Cristo es un nuevo ser; el viejo estado ha pasado, existe un nuevo estado de cosas. Por ello concluye que lo que Jesús intentó traer fue un Nuevo Ser, una Nueva Creación, una Nueva Realidad. Por ello fue llamado Cristo, el Mesías que libera de una condición humana de violencia y odio, y conduce a una nueva dimensión de armonía y amor. La propuesta del prof. Tillich es que todos debemos dejar las cosas viejas y abrazar al Nuevo Ser. Esto apoya la celebración de mi pequeña pascua, para renovarnos, crear una nueva realidad e ir erigiendo en nosotros un nuevo ser. 

   Volviendo  a Bubba Watson, su caddy, Scott, dijo que en este año, no tuvo necesidad de aplaudirlo ni darle aliento, pues Bubba supo mantenerse equilibrado en cómo tomar lo bueno y lo malo. Enfatizó que: “Este año fue fantástico en mantener el control de su mente”. Esto ratifica lo que constituye mi pequeña pascua: saber tomar las cosas con equidad, con equilibrio, mantener bajo control nuestra mente.
   Al liberamos de los malos hábitos, de las reacciones contra los que nos rodean, de las pequeñas esclavitudes de nuestra propia mente, podremos celebrar la pequeña  pascua y la grande. La liberación ahora es parte del trabajo individual. Debemos tener autodeterminación para ser responsables de nuestro propio destino. Podemos preguntar, con humildad, a quienes nos rodean, que nos digan qué deberíamos cambiar para ser mejores personas. Lograr una nueva visión, y enfocar nuestras actividades con alegría. Como señaló Jesús, si no somos capaces de hacer pequeñas cosas, ¿cómo haremos grandes cosas?
  
Por ello la celebración de mi pequeña pascua me permite absorber el perfume de las flores, escuchar el canto de los pájaros, dedicarle más atención a mi esposa, escuchar más a mis amigos.   De esta forma espero dejar morir mis pequeños egos y resucitar un poco cada día a la inmensidad de la vida.

©Pietro Grieco


ENTRADAS POPULARES

Proverbios y Epigramas ( Bilingüe )

Proverbios y Epigramas ( Bilingüe )
Para estar en quietud, pensar y reflexionar. Para estar iluminados en nuestro camino.

Etiquetas

"Proverbios y Epigramas" Aborto Ahora Alegría Amor Amor: Amor:efecto sanador Amos Oz Armonía Autodeterminación Awakened Benevolencia.Compasión Bienestar Buda Budismo clásico Budismo tibetano Budismo Zen Calendario Calvino Cambio Caminos de Santiago Celebración Celebrar cerebro Cherokee Chopra Cid Cincronicità Código genético Coherencia Compasión Conciencia Cosmos Culpa Curación Dalai Lama Dalai_Lama Daniel Barenboim Darwin de Bèze Deseos Desmond Tutu Despertar Destino Determinismo Dignidad Discernimiento Dogmatismo Douglas Abrams Dualidad Edward Said Einstein El Arte de la Guerra El Bolsón Elevación espiritual Emerson Energía Enojo Esencia Espacio Espiritualidad Estados místicos Estricta disciplina Euclides Fanatismo Farel Felicidad Felicidad y Tiempo Felino Florecer Forrest Carter Freedom Long Futuro Galileo Gandhi Garnier-Malet Gatita Generosidad God of Death Gracia Gratitud Hawaii Hinduismo Ho’oponopono Holocausto Iluminados Indeterminación Inmediatez Inmunológico Inspiración Intuición J. Keats Jerusalén Jesús Jung kahunas Kailash Kant Karma Khayyám Knox Lágrimas Leibniz Liberación de la esclavitud. Libertad Libertad_ser Libro Logro Lotus lugar-secreto Lukasiewicz Luminoso Lutero Luz Madiba Madre_Tierra Magia Mahoma Malala Mandela Mara Marshall B. Pauli Materia Meditacion Meditación Mente mente-espíritu Metafísica Michel Serres Mindfulness Misterios Mother Earth Movilizador Muerte. Musica Narcisismo Nelson Mandela Nelson_Mandela Neurología Newton Nietzsche Nirvana No_violencia Nobel nuez O.Sacks Odio OM MANI PADME HUM Oración Orquestra (WEDO) Pachamama Paradigmas Espirituales Paradigmas-Espirituales Paramahansa Yogananda Pasado Pascal Paz Perdon Peregrinar Perspectiva espiritual Platón Predeterminado Presente Profundo Protección divina R.Byrd Razón Realidad Reconciliador Relacion-afectiva Relacion-espiritual Relatividad Respeto Respiración Resucitar Resurrección Retiro Espiritual Risas Robert Grudin Rosenberg Rumi Sabiduría Salvaje Sanadores Santiago de Compostela Sartre Satyagraha Scott Atran Semillas Señorío Serenar Siddhartha_Gautama Silencio interior Sintesis_Vida SINTONÍA SINTONÍA CON EL SER Solzhenitsyn Sue Bender Sugestión hipnótica Sun Tzu Temores Templanza Terrorismo Terroristas Thich Nhat Hanh Tiempo Transformación Universo Verdad Vida Violencia Virtuosos Vitalidad Zalman Schachter Zen

...LA PAZ...

La paz por recelo a la agresión, o la represalia atómica no es paz es inacción por temor. La verdadera paz parte de la seguridad en nosotros mismos, no de impedir la acción a otros.